TÉCNICAS DE EXPOSICIÓN ORAL * El lenguaje del cuerpo *

Otro apunte que indica cómo perfeccionar nuestro discurso a la hora de enfrentar un auditorio, está destinado a corregir nuestros vicios físicos y de dicción.

Descargar el documento Word --> Técnicas de exposición oral 




TÉCNICAS DE EXPOSICIÓN ORAL
* El lenguaje del cuerpo *
                                                                              

  • La cabeza debe mantenerse erguida, lo que demuestra seguridad.
  • Para interesar a un grupo, se debe mirar alternativamente a algunos de los presentes… pero no debe hacerse con fijeza. Si es posible, lo óptimo es concentrarse en el entrecejo de la otra persona.
  • El tono de voz debe ser medio… pero debe tenerse en cuenta que no resulte monótono.
  • La dicción debe ser clara, respetando las pausas, las entonaciones y sobre todo, los tiempos.
  • Lo que NO debe hacerse con las manos:
-          ponerlas en los bolsillos
-          señalar con el índice
-          colocar los pulgares en el cinturón
-          cruzar y descruzar los dedos repetidamente
-          hacerse “sonar” los dedos
-          frotarse las manos
-          golpear rítmicamente algo con los dedos o con un bolígrafo, por ejemplo
-          jugar con el cabello
-          entre otros
  • Lo que NO debe hacerse con el cuerpo:
-          balancearse mientras se está hablando (ni hacia delante-atrás, ni hacia los costados)
-          jugar con la punta del zapato
-          pararse sobre las puntas de los pies
-          quedarse absolutamente quieto ni moverse continuamente
-          dar muestras de impaciencia
-          entre otros



OTRAS SUGERENCIAS:

  • Calcular el tiempo de la exposición al momento de su diagramación, de modo tal de poder introducir a los oyentes en el tema, desarrollarlo luego según un bosquejo mental y poder hacer una conclusión o cierre.
  • Nunca comenzar el discurso con “dice que…”
  • Nunca finalizar la exposición diciendo “terminé”,  “ya está” o alguna expresión similar.
  • Es bueno ofrecer espacios para evacuar dudas, posibilitando que el auditorio realice preguntas.
  • Si se incluyeron recursos expositivos, es fundamental que se utilicen verdaderamente y que actúen como orientadores no sólo de la exposición sino también de la escucha.