Una idea...


 Agustina Guerrero es una  diseñadora gráfica e Ilustradora, nació  en Chacabuco, un pueblo argentino, vive en Barcelona y se ha hecho muy conocida a través de las redes sociales...
Para que la conozcan un poco más:

 blog: http://guerreroagustina.blogspot.com/
 tienda: www.etsy.com/shop/agustinaguerrero 
 mail: hola@agustinaguerrero.com 
 twitter: @lavolatil

Category: 0 comentarios

Drácula de Bram Stoker - Película de Francis Ford Coppola


En la novela, alucinante y sobrecogedora unas veces, pausada y realista otras, se mezclan el tono grisáceo de estos últimos pasajes con las instantáneas poéticas que iluminan la narración con una extraña luz fulgurante cuando nos aproximamos a la inquietante figura de Drácula. Y es que Bram Stoker consigue hacernos creer que el único mundo real es el de los muertos y las tinieblas, como lo demuestra el hecho de que, desde la aparición de este libro, hace ya más de un siglo, la fantasmal y helada presencia del conde Drácula haya seguido despertando la imaginación de muchos de sus lectores y provocando en ellos una mezcla de terror y de interés morboso.

La película de Francis Ford Coppola le hace un tributo fiel y artístico... una joya del cine que hace honor a una joya de la literatura...

REGLAS DEL JUEGO - Gioconda Belli

PARA LOS HOMBRES QUE QUIERAN AMAR A MUJERES MUJERES

Gioconda Belli es una escritora nicaragüense que ha cultivado varios géneros; nació en Nicaragua el 9 de diciembre de 1948. En su juventud cursó estudios universitarios de Publicidad y Periodismo en Estados Unidos, país al cual viaja con mucha frecuencia desde hace más de veinte años. Durante la dictadura del general Somoza, su postura opuesta le trajo como consecuencia el exilio para evitar ser encarcelada; sus destinos fueron México y Costa Rica. Su lucha por derrocar al régimen opresivo no terminó ahí, ya que más tarde se unió al Frente Sandinista de Liberación Nacional, al igual que otros tantos intelectuales de la época. Esto la llevó a participar de una larga serie de actividades clandestinas, que fueron desde la entrega de correspondencia al transporte de armas.
Su producción literaria se suele dividir en tres etapas, en las que abordó desde la poesía revolucionaria hasta la novela y el cuento infantil. A grandes rasgos, algunas de sus obras más renombradas son "Sobre la grama", con la que obtuvo el premio de poesía Mariano Fiallos Gil, "Línea de fuego", "Truenos y Arco Iris" y "De la costilla de Eva". Contamos con una larga lista de poemas de su autoría, entre los que se encuentran "Huellas" y "Es larga la tarde".




I

El hombre que me ame
deberá saber descorrer las cortinas de la piel,
encontrar la profundidad de mis ojos
y conocer lo que anida en mí,
la golondrina transparente de la ternura.

II

El hombre que me ame
no querrá poseerme como una mercancía,
ni exhibirme como un trofeo de caza,
sabrá estar a mi lado
con el mismo amor
conque yo estaré al lado suyo.

III

El amor del hombre que me ame
será fuerte como los árboles de ceibo,
protector y seguro como ellos,
limpio como una mañana de diciembre.

IV

El hombre que me ame
no dudará de mi sonrisa
ni temerá la abundancia de mi pelo,
respetará la tristeza, el silencio
y con caricias tocará mi vientre como guitarra
para que brote música y alegría
desde el fondo de mi cuerpo.

V

El hombre que me ame
podrá encontrar en mí
la hamaca donde descansar
el pesado fardo de sus preocupaciones,
la amiga con quien compartir sus íntimos secretos,
el lago donde flotar
sin miedo de que el ancla del compromiso
le impida volar cuando se le ocurra ser pájaro.

VI

El hombre que me ame
hará poesía con su vida,
construyendo cada día
con la mirada puesta en el futuro.

VII

Por sobre todas las cosas,
el hombre que me ame
deberá amar al pueblo
no como una abstracta palabra
sacada de la manga,
sino como algo real, concreto,
ante quien rendir homenaje con acciones
y dar la vida si es necesario.

VIII

El hombre que me ame
reconocerá mi rostro en la trinchera
rodilla en tierra me amará
mientras los dos disparamos juntos
contra el enemigo.

IX

El amor de mi hombre
no conocerá el miedo a la entrega,
ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento
en una plaza llena de multitudes.
Podrá gritar -te quiero-
o hacer rótulos en lo alto de los edificios
proclamando su derecho a sentir
el más hermoso y humano de los sentimientos.

X

El amor de mi hombre
no le huirá a las cocinas,
ni a los pañales del hijo,
será como un viento fresco
llevándose entre nubes de sueño y de pasado,
las debilidades que, por siglos, nos mantuvieron separados
como seres de distinta estatura.

XI

El amor de mi hombre
no querrá rotularme y etiquetarme,
me dará aire, espacio,
alimento para crecer y ser mejor,
como una Revolución
que hace de cada día
el comienzo de una nueva victoria
Category: 3 comentarios

La Señorita de Tacna- Mario Vargas Llosa

   
No es que esté “chorreando el mundo” –como dice la casi centenaria Mamaé–, sino que es ella la que está orinándose. ¿Qué historia de amor se puede crear a partir del recuerdo de una viejecita como ésa?    Su cerebro no coordina tales necesidades. La erosión que producen el paso del tiempo y los años de infelicidad no ha aplastado sin embargo la socarronería de esta anciana que se mete en la fantasía de Belisario, aspirante a escritor. Nieto de Carmen –prima de Mamaé, apodo de Elvira, la que quedó soltera por un desengaño amoroso–, el joven estudia para abogado, profesión que en realidad no le interesa, pero que su familia, de costumbres provincianas y en otro tiempo propietaria de tierras, supone que la sacará de la ruinosa situación económica en que se debate. Como aquella viejecita, Belisario tiene la cabeza “llena de grillos”, de ideas fantasiosas, de poesías. Es el alter ego de quien lo ha convertido en personaje: el escritor, ensayista y dramaturgo Mario Vargas Llosa. 
   Mamaé es Elvira, la bella y pudorosa muchacha que se enamoró de un oficial chileno en la Tacna ocupada durante la Guerra del Pacífico. En ese ambiente, Elvira encandila a poetas e incluso a negros que se arriesgan a colarse en fiestas de la burguesía. Su drama sentimental nace del anhelo de ser amada con dulzura en época de guerra y derrota, violencia y pobreza.   


Category: 0 comentarios

Caballo imaginando a Dios - Augusto Monterroso

Caballo imaginando a Dios
Augusto Monterroso

"A pesar de lo que digan, la idea de un cielo habitado por Caballos y presidido por un Dios con figura equina repugna al buen gusto y a la lógica más elemental, razonaba los otros días el caballo.
Todo el mundo sabe -continuaba en su razonamiento- que si los Caballos fuéramos capaces de imaginar a Dios lo imaginaríamos en forma de Jinete."

FIN

La oveja negra y demás fábulas, 1969

Estamos hechos de la materia de los sueños... W. Shakespeare

    ¿Qué magia tiene el teatro que logra conmovernos hasta la más íntima fibra? ¿Qué es actuar? ¿Qué vemos al ver teatro?
   Tal vez las palabras de Próspero, el protagonista de la Tempestad creado por Shakespeare, cuando se despide de ese mundo de la magia —o del teatro— nos guíen:

     Ahora, nuestro juego ha terminado. Estos actores, como les dije, eran sólo espíritus y se han fundido en el aire, en la levedad del aire; y, al igual que la ilusoria visión que representaban, las torres que coronan las nubes, los lujosos palacios, los solemnes templos, el gran globo mismo, sí, con todo lo que contiene, se disolverán y, como estos desvanecidos pasajes sin cuerpo, no dejarán rastro. Estamos hechos de la misma materia de los sueños y nuestra breve vida cierra su círculo con otro sueño.

ONE 2013 Lengua y Literatura y Ciencias Sociales

   

Hola Chic@s! sabemos que recién llegan de Bariloche y se encuentran con las evaluaciones del ministerio... hemos preparado este repaso para ustedes... lo vamos a realizar juntos el martes en el 2do módulo, descárguenlos a las nets o las tablets... nos vemos, beso :)
Gaby y Sabina

Cuento Fantástico: microrelato

àUn creyente G.L. Frost
 Al caer de la tarde, dos desconocidos se encontraron en los oscuros corredores de una galería de cuadros. Con un ligero escalofrío, uno de ellos dijo: -Este lugar es siniestro. ¿Usted cree en fantasmas? -Yo no- respondió el otro- ¿Y usted? -Yo sí- dijo el primero. Y desapareció.
àSola y su Alma de Thomas Bailey Aldrich
Una mujer está sentada en su casa. Sabe que no hay nadie más en el mundo: todos los otros seres han muerto. Golpean a la puerta.
àSueno de la mariposa del libro de Chuang Tzu
Chuang Tzu soñó que era una mariposa. Al despertar ignoraba si era Tzu que había soñado que era una mariposa o si era una mariposa y estaba soñando que era Tzu.



àFinal para un cuento fantastico de I.A. Ireland
¡Qué extraño!- dijo la muchacha avanzando cautelosamente-. ¡Qué puerta más pesada! La tocó, al hablar, y se cerró de pronto, con un golpe. -¡Dios mío!-dijo el hombre-. Me parece que no tiene picaporte del lado de adentro. ¡Cómo! ¡Nos ha encerrado a los dos! -A los dos no. A uno solo- dijo la muchacha. Pasó a través de la puerta y desapareció.
àLa casa fantasma  Anonimo
La joven soñó que caminaba en el campo por un extraño sendero que subía por la colina. Allí arriba había una hermosa casa blanca rodeada de un jardín. Con curiosidad llamó a la puerta, que fue abierta por un hombre extremadamente anciano, con una larga barba blanca. Pero en el momento en que empezaba a hablarle, despertó.  Durante varios días recordó el sueño detalle por detalle. Después volvió a soñarlo durante tres noches seguidas, y siempre despertaba en el momento de comenzar a hablar con el anciano. Poco después se dirigió en automóvil a una fiesta campesina. De pronto hizo detener el auto. Allí, a la derecha del camino estaba el sendero de su sueño. -Espéreme un momento- pidió al chofer.  Con el corazón que golpeaba alocadamente echó a andar por el sendero. No se sintió sorprendida cuando el camino la llevó hasta esa casa que recordaba en sus menores detalles. El mismo anciano del sueño abrió la puerta. -Dígame- preguntó la joven-, ¿está en venta esta casa? -Sí- respondió el hombre-, pero no le aconsejo que la compre. Esta casa es visitada por un fantasma. -¡Un fantasma!- dijo la muchacha- ¡Por Dios!, ¿y quién es? -Usted- dijo el anciano, y cerró suavemente la puerta.
àEl dinosaurio de Augusto Monterroso
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.


Alivio...


Les Luthiers Las Majas del Bergantín (Zarzuela Náutica)

Las Majas del Bergantín (Zarzuela Náutica)



Sopla el viento, sopla el viento,
como nunca antes sopló (fff, fff)
y nuestro bergantín orgulloso avanza y veloz (fff) veloz (fff)
y surcando las aguas desafiando al viento va (fff, fff)
resistiendo tan gallardo, tan gallardo, terco y tenaz (fff) y tenaz (fff)
es la pura verdad, verdad, la verdad, verdad
junto al viento, junto al viento,
ya se oye nuestra voz.,
que va exclamando valiente
ay que mareo, que mareo,
ay que mareo, que mareo,
tan atroz, y olé.

PUCCIO:
Recórcholis como se mueve este cacharro, haré arriar las velas ¡contramaestre!

MUNDSTOCK:
Vaaa

PUCCIO:
Foques enrollados, garfias adujadas y cabos a la cornamusa, hala.

MUNDSTOCK:
¿Y de postre?

PUCCIO:
De todos modos magnífica tripulación

MARINEROS:
Gracias, gracias

PUCCIO:
Y hermoso bergantín

MARONNA:
Gracias, graci...

PUCCIO:
Y hablando de bergantín, os habéis fijado cuantos nombres de embarcaciones empiezan con be larga

NÚÑEZ:
Barco

MARONNA:
Buque

MUNDSTOCK:
Bote

NÚÑEZ:
Bajel

MARONNA:
Balandro

RABINOVICH:
Velero

MUNDSTOCK:
Fragata

PUCCIO:
Fragata es con efe

MUNDSTOCK:
Es que la fragata que yo digo se llama "Bilbao".
Capitán querríamos hacerle una petición.

PUCCIO:
¿Una petición?

MUNDSTOCK:
Una petit-cion, verá usted respecto a las prisioneras que llevamos en la bodega y teniendo en cuenta que hace más de dos meses que estamos en alta mar y no tocamos puerto, ni nada, querríamos pedirle que las dejara subir a cubierta y..

PUCCIO:
¿A cubierta las prisioneras? de ningún modo, esas mujeres son delincuentes comunes.

MUNDSTOCK:
Bueno no pretendemos que sean especiales.

PUCCIO:
Quiero decir que son forajidas, son de la banda del pirata Raúl y en cuanto lleguemos a Cádiz, debo entregarlas para que sean juzgadas, eso si debo entregarlas intactas.

MUNDSTOCK:
Capitán, quien se va a andar fijando en el grado de "intactez".

PUCCIO:
"Intactitud"

MUNDSTOCK:
Menos todavía.

PUCCIO:
Hombre que vergüenza, mira piensa en el pasado de España; si esas mujeres subieran a cubierta, relajarían la moral de la tripulación.

MUNDSTOCK:
Hombre y lo bien que nos vendría

PUCCIO:
He dicho que no, y no, y no, subirían esas mujeres a cubierta y comenzaría que las miraditas, que las risitas, que la juerga, que el fandango, que la borrachera, que el toqueteo, ¡que suban!

RABINOVICH:
¡Ahí suben las prisioneras!

MUNDSTOCK:
¡Oh, qué vellos tienen!, ¡qué bellos tienen los ojos!

MARONNA:
Oigamos lo que dicen

MUNDSTOCK:
Ya comienzan a cantaaaar

MAJAS:
Hola marineros, decidnos que hacéis,
por que lucháis y por quien navegáis.

MARINEROS:
Todos servimos a nuestro rey
y a la bandera de nuestro pais.

MAJAS:
Sois tan gentiles y sois tan galantes
que ya quisiéramos que nos amarais.

MARINEROS:
Agradecidos, pero es que antes
sería muy útil que nos "conozcarais".

PUCCIO:
Este es Francisco el estampado.

MAJAS:
¡Qué maravilla! su cuerpo tatuado
anclas, sirenas, gaviotas, anguilas,
tiene tatuajes en todos lados,
tiene tatuajes hasta en las axilas.

RABINOVICH:
Vean tatuado en mi vientre
el continente europeo
y no les muestro Italia
porque quedaría feo.

PUCCIO:
Este es Anibal, el insatisfecho.

MAJAS:
Hay en sus ojos rencor y despecho
miedo provoca su imagen tan ruda,
hombre sin duda de pelo en pecho,
lo que se dice una bestia peluda.

MUNDSTOCK:
Mi furia tiene motivo,
al mar ya no lo resisto
ay, por que yo quisiera ser
o bailarín o modisto.

PUCCIO:
Y estos son los mellizos Reinoso, Julio y Agosto

MAJAS:
Como se explica que siendo mellizos
no se parezcan sus caras, sus pintas.

MARONNA:
Yo soy delgado

NÚÑEZ:
Yo soy Rollizo

MELLIZOS:
Somos mellizos de madres distintas.

MAJAS:
Venid con nosotras mellizos.

MELLIZOS:
Con mucho gusto señoras.

MARINEROS:
¿Y qué hacemos los demás?

MAJAS:
Vosotros también

MARINEROS:
Es un placer.

MAJAS:
No os demoréis

MARINEROS:
A vuestro pies

MAJAS:
Chulos

MARINEROS:
Majas

MAJAS:
Guapos

NÚÑEZ:
¡Capitaaaan!

PUCCIO:
¿Qué ocurre?

NÚÑEZ:
Veo un barco pirata a la derecha (mirando por un catalejo)

PUCCIO:
Se dice estribor

NÚÑEZ:
Veo un estribor a la derecha, capitán y veo muchos piratas, hay uno de ellos muy corpulento que parece el jefe, tiene pata de palo y lleva un loro en el hombro.

PUCCIO:
¿Barco pirata, y cual es su tamaño?

NÚÑEZ:
Más bien pequeñín, es como una cotorrita pequeña.

PUCCIO:
No, no, no, digo que cual es el tamaño del barco.

NÚÑEZ:
Ah, el tamaño del... jeje, yo pensé que usted se refería al tamaño del psitácido. Unos 60 metros de largo.

PUCCIO:
Largo no, eslora

NÚÑEZ:
Bueno hombre, yo dije loro generalizando.

PUCCIO:
Fíjate si lleva algún botín

NÚÑEZ:
Si, uno en el pie que no es de palo.
(mirando por el catalejo al capitán) Capitán no va a usted a creerlo, un pingüino.
(se da cuenta que es el capitán) pero bellísimo.

RABINOVICH:
¡Rayos y centellas!

PUCCIO:
¿Qué ocurre?

RABINOVICH:
No, no, no, me equivoqué, en el agua ¡rayas y centollas! y caracoles

PUCCIO:
Si, también puede haber caracoles

RABINOVICH:
No, no, caracoles está bien, equivoqué el tono ¡caracoles!

PUCCIO:
¿Qué ocurre?

RABINOVICH:
Que una botella viene flotando hacia el bergantín.

Una botella, una botella,
una botella flotando,
una botella, una botella,
viene flotando hacia aquí,
(RABINOVICH) la deben haber puesto para que se enfríe

Una botella, una botella
viene flotando hacia aquí,
debe ser un mensaje de los piratas,

Una botella, una botella,
viene flotando hacia aquí,
tiene una calavera y cruzadas dos tibias

RABINOVICH:
¿Tibias? confirmado la han puesto para que se enfríe

PUCCIO:
¡Diantres! es del pirata Raúl

RABINOVICH:
¿Y qué dice?

PUCCIO:
Y dice que si no les entregamos las prisioneras, nos hundirán.

RABINOVICH:
Nos hundirán, que susto tengo capitán

PUCCIO:
No tiembles así.

RABINOVICH:
Que miedo tengo.

PUCCIO:
Un poco de dignidad

RABINOVICH:
Estoy aterrorizado.

PUCCIO:
Mira, piensa en el pasado de España.

RABINOVICH:
Es que me tiembla toda Europa, desde Noruega hasta Italia.

NÚÑEZ:
Tengo una idea capitán.

PUCCIO:
Dime.

NÚÑEZ:
Que tal, si vamos disfrazados de prisioneras y una vez a bordo, les atacamos.

PUCCIO:
No, no, no, imagínate lo que nos harían si se dieran cuenta de que no somos mujeres.

RABINOVICH:
Peor lo que nos harían si no se dieran cuenta.

NÚÑEZ:
¡Ya se capitán! pues entonces vayamos disfrazados de hombres.

PUCCIO:
Pues nada, no hay nada que hacer.

RABINOVICH:
¿Cómo que no hay nada que hacer?

PUCCIO:
Habrá que entregar a las prisioneras.

TODOS:
No, eso si que no, resistamos, resistamos.

RABINOVICH:
Es inútil

MUNDSTOCK:
Si, pero es el capitán.

PUCCIO:
Hala, marchaos, tomad el esquife, idos con el pirata Raúl.
Contramaestre, zarpamos que extiendan las velas.

MUNDSTOCK:
No se lo aconsejo señor, hay viento.

PUCCIO:
Por eso que extiendan las velas.

MUNDSTOCK:
Ah, que extiendan las velas, yo había entendido que enciendan las velas, jejeje.

Ay, que las majas se han ido
y con ellas nuestro amor,
siempre nos queda el olvido,
el olvido con el licor,
ya que las majas se han ido
y con ellas nuestro amor,
sólo nos queda olvidarlas
sólo nos queda olvidarlas
sólo nos queda...

RABINOVICH:
¡Buaaaaaaaaaaaa!

PUCCIO:
Ya está bien no llores más, mira piensa en el pasado de España.

RABINOVICH:
No lloro por el pasado de España, lloro por el futuro de Italia.

olvidarlas con el licor...