Taller de poesía: Las cuatro estaciones de Vivaldi

      La música nos transporta a paisajes mentales que son espejos de nuestro interior, ésta propuesta de escritura es una buena actividad de cierre para la unidad de poesía, una buena excusa para aprender a escuchar, dejarnos llevar por la melodía, buscar las palabras exactas y luego dejar el lápiz libre y afilado para escribir...

  • Pidamos a los chicos que sobre su banco tengan solamente una hoja en blanco y un lápiz, además que se sienten bastante separados unos de otros.
  • Charlaremos un poco sobre los estados de ánimo y la música que elegimos para acompañar cada uno de ellos.
  • Antes de comenzar a escuchar les diremos que se sientan libres de escribir lo que les sugiera la música, palabras que connoten sensaciones, estados de ánimo, vivencias, colores, recuerdos... 
  • Con cada tema harán una lista dispuesta como quieran en sus papeles en blanco, pero que estén muy separadas entre sí; al finalizar la escucha deberán tener cuatro grupos de palabras (el docente deberá ser muy claro cuando frena un tema y pasa al otro -recomendamos no más de 2:30 minutos de cada tema-)
  • Los chicos escribieron sin saber el nombre de las obras que escucharon, así que, iremos leyendo con ellos las palabras que elaboraron para cada tema y haremos esas listas en el pizarrón con las palabras de todos para conformar un torbellino de ideas, mientras re escuchamos las obras y nos nutrimos al intercambiar experiencias. 
  • Cuando los alumnos van sabiendo los nombres de las obras, especulan entre ellos sobre el acierto o la intuición, es muy interesante escucharlos para saber cómo escuchan.
  • Legó el momento de escribir: cada alumno elegirá el grupo de palabras de la melodía que más lo conmovió, escribirá un poema que las contenga (no necesariamente a todas). Muchas veces el docente debe dar el puntapié inicial y sugerir algunos versos de inicio...
  • También es válida la escritura de prosa poética... esta música inspira interesantísimos relatos intimistas.
  • En sus carpetas deben quedar los papeles con todos los pasos del proceso creativo: las listas, el poema, la corrección y la re-escritura.
  • EN LOS COMENTARIOS DE ESTA ENTRADA PODRÁN LEER LAS CREACIONES DE NUESTROS CHICOS ;)

 Les dejamos la música para trabajar en el aula, si algún profe se anima y prueba esta técnica, escríbannos para saber cómo les fue...


"Las cuatro estaciones" del Maestro Antonio Lucio Vivaldi en el The National Botanical Gardens of Wales; Julia Fischer en el violin; acompañada por la "Academy of St Martin in the Fields".


Otoño

Invierno

Primavera

Verano

5 comentarios:

Anónimo dijo...

buenisimo me encanto!!!!!!!!!!!!
congratulations jajaja
sele

David Villafañe dijo...

Primavera por David Villafañe

El verde se asoma a mi hogar,
Dulces armonías, reunidas en los altos árboles.
El pimpollo florece nuevamente.
Yo sé que por fin mi día llegará.

Tanto tiempo esperada,
Tanto tiempo anhelada.
Escrito en mi cuento preferido,
Escrito en mis reflexiones, día a día.

Hice hasta lo imposible por hallarla,
Hoy estoy preparado, hoy sé que sí.
Nunca mi corazón se dividió en dos.
Hoy las flores están de fiesta,
Porque he encontrado mi amor.

Mi soledad me estaba matando.
Por fin sentí la energía que necesitaba.
Mi instinto me decía que no podía ser cierto.
Me estaba jugando, una mala pasada.
Y aquí estas, tan verdadera como mi nuevo respirar.

Lucas Balmaceda dijo...

Verano-

Piensa en mí,
como una brisa cálida de estación
en una tarde de verano...
Piensa en mí, en un despertar de un mareo
que engaña al cuerpo y al corazón.



Por Lucas Balmaceda de 2do II- San José

Anónimo dijo...

Por: Marianela Bello
"El Verano"


Llega tu recuerdo,como la brisa fresca en el verano
Tambien recuerdame, en un amanecer perfecto
Invadido de pajaros cantando, aunque estes muy cansado
Y asi nos conectaremos en pensamiento y sentimiento
Sin importar tu sueño, ni mi cansancio
Siempre estaremos unidos, más allá del verano

Anónimo dijo...

Te espero, te extraño...
Todavía te espero, aunque ya sin esperanza alguna,
hoy te escribo esta carta con este título de poca fe,
para que entiendas mis momentos de laguna...

Extraño tus momentos de decaimiento.
Extraño tus ojos llenos de sabiduría.
Extraño tu sonrisa de alegría.
Pero lo que más extraño es tu presencia junto a la mía.

No entiendo tu última carta,
si sólo vives con angustia,
si no sabes seguir luchando,
siempre valora que te espero y te extraño...