Origen y evolución de la tragedia clásica

Origen y evolución de la tragedia


Los orígenes

Las tragedias son obras de teatro que tuvieron, según algunas teorías, un origen religio­so. Provienen de los rituales que se ofrecían en honor del dios Dioniso, llamado Baco en Roma. En ocasión de celebrarse las fiestas en honor de este dios, un coro y un solista can­taban, como parte del hecho religioso, ante el público que participaba en la ceremonia.
Con el transcurrir del tiempo, el solista se convirtió en primer actor o protagonista; luego se agregó un antagonista, y, por último, un tercer personaje, que permitió hacer más compleja la trama.
Los principales autores del llamado período clásico de la literatura griega fueron Esquilo (525-456 a.C,), Sófocles y Eurípides (480-406 a.C.), quienes fijaron los rasgos definitorios del género y dieron vida a personajes que aún hoy conmueven al público.

La tragedia y la comedia son los géneros más antiguos del teatro.
La Tragedia clásica se caracteriza por presentar personajes históricos o mitológicos Reyes, héroes y semidioses), que sufren una desgracia inmerecida por voluntad de los dioses o el destino. El desenlace es siempre infortunado, ya que termina con la muerte o el castigo del héroe.
Mientras que la Comedia pone en escena situaciones de la vida cotidiana y muestra el comportamiento del hombre común, señalando sus vicios y defectos mediante la burla y la ironía.

Características de las tragedias:
Los personajes son nobles; el protagonista está sujeto a un destino adverso, que ha sido fijado por los dioses y del cual no puede escapar. Su destino trágico arrastra a todos los que lo rodean.
La lengua en que se expresan los personajes se adecua a su categoría social y se caracteriza por su registro formal.
El objetivo perseguido es lograr que el público, ante el espectáculo de terribles desgracias, se conmueva y se libere, o purifique sus emociones. Este efecto se conoce con el nombre de CATARSIS.

El filósofo griego Aristóteles describió los rasgos comunes que observó en las tragedias de su época:
La unidad de acción. Solamente se escenifica una acción, lo cual permite al público concentrar su atención.
La unidad de lugar. La acción transcurre en un solo lugar.
La unidad de tiempo. La acción se desarrolla en un solo día.

Partes de la tragedia griega.
La tragedia griega clásica no se dividía en actos. Se alternaban los episodios recitados con los actores y las partes líricas cantadas por el coro (estásimos). Se pueden diferenciar:
El prólogo. Monólogo o diálogo que inicia el espectáculo, antes de la entrada del coro. En él se resume la situación de conflicto inicial.
El canto del coro. Se desarrolla mientras sus miembros están en escena.
Los cuadros o escenas representadas por los actores. Cada uno se cierra con el canto del coro.
El éxodo o salida. La situación con que finaliza la tragedia luego de la muerte del protagonista o sus allegados.

Los actores.
Solamente tres actores que recitaban sus parlamentos aparecían en escena en forma simultánea. Se movía entre la escené (especie de decorado) y el proscenio (la parte más cercana al público). Llevaban máscaras para representar a los personajes.
Se valían de recursos escénicos de los cuales destacaban las mascaras con que los actores recubrían sus rostros, que además servían para dar mayor volumen a sus voces.
Las máscaras eran distintas en cada una de las manifestaciones dramáticas. En la comedia, a veces, un mismo actor disponía de dos máscaras distintas con las que exteriorizaba sus cambiantes estados de ánimo.
También usaban coturnos  (calzado alto de suela de corcho) que tenían la función de proporcionar altura al actor que representaba personajes nobles elevándolo por encima del coro y equiparándolo a las grandes dimensiones de la máscara, convirtiéndolo así en un personaje enorme. De este modo, se acrecentaba también la impresión sobre el público.
Los actores eran siempre varones, hombres o niños; las mujeres solo podían asistir como espectadores.


El Coro.
El coro se componía de quince miembros o coreutas, y un director: el corifeo. Sus palabras eran cantadas y hacían reflexionar al público. Nunca se cubrían el rostro y sus movimientos se realizaban en una pista circular llamada orquesta.
La raíz del teatro griego es un coro, y por ello aparece siempre en la tragedia. Pero con el tiempo el Coro pierde importancia, se limita a comentar lo que ocurre en la escena, y a marcar, por medio de cantos corales la separación entre dos episodios de la obra; este canto del Coro se llama estásimo.


  Los argumentos de las tragedias clásicas se basaban en mitos que eran conocidos por todos los espectadores. Por ejemplo el argumento de Antígona está basado en el mito de Edipo, a continuación los dos argumentos.

Edipo

Érase un rey de Tebas (Grecia) llamado Layo y su esposa Yocasta. Layo quería un hijo para heredero, pero Yocasta no queria. Él fue al oráculo de Delfos a pedirle consejo, el cual le dijo que el hijo que tuviera con ella le mataría. Layo no volvió a determinar a Yocasta y ésta preocupada le preparó una vez un brebaje que hizo que estuviera con ella.
Esta vez quedó Yocasta, y cuando nació el niño, Layo lo mandó para el monte a que lo colgaran en un árbol con unos ganchos en los pies y le dejaran abandonado. Un pastor que pasaba por allí le vio y le soltó, le puso por nombre Edipo, que significa pies hinchados, entonces el pastor recordó que Pólibo, rey de Corinto, no había podido tener hijo con su esposa y se los llevó. Lo aceptaron con agrado.
En Corinto creció Edipo pensando que sus padres eran Pólibo y Mérope. Un día un compañero le dijo que no se parecía en nada a sus padres, y él fue a un oráculo en Delfos a consultar quienes eran sus padres. Éste le dijo que si regresaba a su patria, le daría muerte a su padre y se casaría con su madre. Él, desesperado, se fue para Tebas con el fin de que no se cumpliera la profecía. En el camino se encontró con un carro tirado por caballos que casi le atropella, entonces Edipo le lanzó una piedra y el que iba en el carro se bajó. En esta pelea mató Edipo a Layo, que iba para el oráculo, a consultarle que hacía para librarse de una esfinge que los tenía perjudicados.
Así se cumplió la primera parte de lo que había dicho el oráculo: Edipo no sabía que había matado a su propio padre. Edipo siguió su camino, cuando de pronto se encontró a la Esfinge que estaba sentada en una piedra atajándole el paso a todo el que llegara. Tenía cuerpo de león y cabeza de mujer, lo había mandado Hera (Juno) como castigo al reino de Tebas. Lo que hacía la Esfinge era ponerle una adivinanza a todo viajero que llegara y el que no la adivinara lo arrojaba al fondo de una barranca que había a su lado donde moría. Cuando llega Edipo le pregunta la adivinanza: ¿cuál es el ser que tiene voz y por la mañana camina en cuatro patas, al mediodía en dos y en la noche en tres?. Edipo le respondió que era el hombre, que cuando pequeño gatea en cuatro patas, y cuando crece camina en dos y cuando anciano en tres, usando el bastón. La Esfinge, no más se vio derrotada se lanzó por el barranco donde murió.
En Tebas se sabía que había muerto su rey Layo. Estaba como rey su hermano Creón, quien decretó que el reino sería para quien matara la Esfinge.
Llegó Edipo a Tebas donde no le conocía nadie, y así se hizo rey, casándose con Yocasta, su madre. Tuvieron primero dos niños: Eteocles y Polinice y luego dos niñas: Ismene  y Antígona.
Pero los dioses no estaban de acuerdo con ese matrimonio y empiezan a mandar pestes y desastres a Tebas. Edipo fue al oráculo a averiguarle que tenían que hacer para vivir tranquilos. El oráculo le dijo que tenía que salir del que había matado a Layo.
Fueron a preguntarle a Tiresias, el adivino, quien dijo que el que había matado a Layo había sido Edipo, que era su hijo.
Cuando Yocasta se enteró se ahorcó con una sábana, y cuando Edipo la vio, supo por qué lo había hecho, entonces se arrancó los ojos con su cuchillo.
Sus hijos Eteocles y Polinice le echaron del palacio y él salió con su hija Antígona que le acompañó y cuidó hasta que murió en Colona cerca de Atenas.

Antígona

Obra cumbre de la tragedia griega, consta de un solo acto compuesto por siete escenas y seis cantos del Coro, cuya intervención marca el paso de una escena a otra. Representada por primera vez en el año 441 a.C., forma parte del ciclo tebano y narra el final de la historia de los reyes de Tebas (Edipo y Yocasta) y de toda su descendencia: Etéocles, Polinices, Antígona e Ismene. Edipo rey ha abandonado el trono de Tebas, y sus hijos Etéocles y Polinices lo ocuparán alternativamente un año cada uno; pero la rivalidad entre los hermanos hace que se enfrenten por el poder en el campo de batalla y se den muerte en el combate. En este punto, comienza la tragedia de Antígona: Creonte, hermano de Yocasta, asume el mando y prohíbe bajo pena de muerte enterrar a Polinices por traidor, mientras a Etéocles se le tributan los más altos honores funerarios. Antígona, defensora de las leyes divinas y familiares, entierra a su hermano Polinices y, por ello, es condenada a muerte. Esta sentencia desencadena y precipita la catástrofe final: la muerte de Antígona provocará el suicidio de su prometido Hemón, hijo del propio Creonte, y a continuación el de Eurídice, madre de Hemón y esposa de Creonte. El tirano ha conseguido que se cumpla la ley política, la razón de estado, pero a un alto precio porque su recompensa es quedarse solo, abatido, sin familia. En la última escena se queda sólo el Coro que hace un canto a la prudencia y a la obediencia debida a las leyes divinas.

6 comentarios:

Clari dijo...

Chicas! GENIAL LA INFO! MUY BUENO EL BLOG!

Anónimo dijo...

waooo grx ai ta mi tarea weee:D

Anónimo dijo...

Muy lindo ,conmovedor y fantástico.
Las tima que no agregaste mucha información sobre la organización de Atenas y también,características sobre Tespis,mas de Esquilo,Sofocles y Euripides.

Anónimo dijo...

me hiciste los deberes gracias

Anónimo dijo...

Muy buena información

Unknown dijo...

Eeeeee