Hermandad Prerrafaelista

Hermandad Prerrafaelista
(clickeá en las imágenes para verlas mejor)

a El prerrafaelismo tiene una relación directa con el romanticismo y el renacimiento gótico. La profusión de detalles y una marcada tendencia a lo arcaico se unen en el prerrafaelismo para crear esa expresión romántica tan propia de la escuela inglesa. Soledad, medievalismo, ruinas, lo misterioso, lo sobrenatural, lo mágico, el gusto por lo aristocrático, así como por la antigüedad y su pureza son características del Romanticismo que más tarde se adoptarán en los postulados del prerrafaelismo en 1848.

La Hermandad Prerrafaelita o Prerrafaelista (Pre-Raphaelite Brotherhood) fue una asociación de pintores, poetas y críticos ingleses, fundada en 1848 en Londres por John Everett Millais, Dante Gabriel Rossetti y William Holman Hunt. La Hermandad duró como grupo constituido apenas un lustro, pero su influencia se dejó sentir en la pintura inglesa hasta entrado el siglo XX.
Los prerrafaelistas rechazaban el arte académico predominante en la Inglaterra del siglo XIX, centrando sus críticas en Sir Joshua Reynolds, fundador de la Royal Academy of Arts. Desde su punto de vista, la pintura académica imperante no hacía sino perpetuar el manierismo de la pintura italiana posterior a Rafael y Miguel Ángel, con composiciones elegantes pero frívolas y carentes de sinceridad. Por esa razón, ellos propugnaban el regreso al detallismo minucioso y al luminoso colorido de los primitivos italianos y flamencos, anteriores a Rafael (de ahí el nombre del grupo), a los que consideraban más auténticos.
En español, los integrantes de la hermandad son conocidos indistintamente como «prerrafaelitas» o «prerrafaelistas». El movimiento suele recibir el nombre de «prerrafaelismo».
a Fuentes e inspiración del prerrafaelismo
Los autores de esta corriente se inspiraron básicamente en el estilo artístico que se dio antes del maestro Rafael, de ahí el nombre que tomaron estos artistas. Es decir, su pintura se focaliza especialmente en evocar el estilo de los antiguos pintores del Renacimiento, especialmente basándose en los autores y temas propios del Quattrocento, el Trecento y asuntos aún más antiguos, medievales principalmente, leyendas arcaicas e incluso, como en el caso del pintor Lawrence Alma-Tadema, pasajes de la época clásica de Grecia y Roma.
Entre los artistas más recientes, les inspiraron también las pinturas románticas de Heinrich Füssli y, sobre todo, de William Blake, cuyas visionarias pinturas e ilustraciones de sus libros de poesía influyeron notablemente en algunos cuadros de Rossetti, por su simbolismo y lo fantasmagórico de los protagonistas de los cuadros.

a Los objetivos de la Hermandad se resumían en cuatro declaraciones:
Expresar ideas auténticas y sinceras;
Estudiar con atención la Naturaleza, para aprender a expresar estas ideas;
Seleccionar en el arte de épocas pasadas lo directo, serio y sincero, descartando todo lo convencional, autocomplaciente y aprendido de memoria;
Y, lo más importante de todo, buscar la perfección en la creación de pinturas y esculturas.

a  El prerrafaelismo contiene en su ideología los siguientes ingredientes:
- los bellos gestos.
- las actitudes elegantes.
- la armonía de la forma y del color.
- el misterio de un pasado glorioso.
- la belleza dolorosa y decadente.
- el culto a la línea.
- la sensualidad frente al rechazo de la vulgaridad y sobre todo la elección de temas religiosos para  la descripción del paisaje y el trasfondo en sus obras.

a Características temáticas.
-Temas religiosos cristianos desde una perspectiva distinta, más humana.
-Escenas de inspiración shakespeariana y del ciclo artúrico, donde los personajes, sobre todo los femeninos, adquieren un carácter épico y simbólico.
-Escenas pastoriles y de la vida cotidiana de tono moralizante.


a Ideario del grupo:
Sus principios no tenían un carácter dogmático, ya que los prerrafaelistas creían en la libertad personal de los artistas para escoger sus propias ideas y técnicas pictóricas. Bajo la influencia del Romanticismo, pensaban que la libertad y la responsabilidad eran en el arte conceptos inseparables. Sin embargo, les fascinó particularmente la Edad Media, que entrañaba para ellos una integridad espiritual y creativa que se había perdido en épocas posteriores. Este énfasis en lo medieval suponía en la práctica un alejamiento del realismo, que propugnaba una observación independiente de la naturaleza. En sus primeros momentos, los prerrafaelistas creyeron que medievalismo y realismo eran compatibles, pero en años posteriores el movimiento terminó por escindirse en dos direcciones. La corriente realista fue encabezada por Hunt y Millais, mientras que el medievalismo estaba representado por Rossetti y sus seguidores Edward Burne-Jones y William Morris. La ruptura no fue nunca absoluta, dado que ambas facciones creían en la esencia espiritual del arte, oponiendo así su idealismo al materialismo realista asociado con Courbet y el impresionismo.
En su búsqueda de un colorido brillante, semejante al de la pintura del Quattrocento, Hunt y Millais desarrollaron una técnica pictórica consistente en aplicar por encima del dibujo previamente trazado en el lienzo una fina capa de pigmento blanco, que dejaba visible el dibujo; sobre esta capa húmeda se aplicaba la pintura, con pinceles pequeños y meticulosa lentitud. Esto permitía que el color tuviese en sus cuadros el brillo y luminosidad que buscaban. Este énfasis en la luminosidad del color era una reacción contra el uso excesivo del betún en las obras de artistas ingleses como Joshua Reynolds, David Wilkie o Robert Haydon. El uso del betún dejaba en la pintura zonas oscuras, un efecto que los prerrafaelistas rechazaban.

El amor sensualizado en  expresiones lineales, así como la belleza femenina estereotipada e idealizada a un mismo tiempo son otras de las características de la escuela inglesa. Como Eva Llorens señala: "La figura femenina recortada sobre el fondo escenográfico es, más que una mujer, una aparición, y como tal aparición su presencia en el cuento será  inconsistente y decorativa también". Y es que los artistas del prerrafaelismo idealizan a la figura femenina hasta hacerla irreal: como en una  Anunciación murillesca o en una Adoración del quattrocento, con sus vírgenes estáticas o con imágenes tomadas temáticamente de la Biblia o de algún retablo de iglesia.

a Miembros de la Escuela Prerrafaelita
William Holman Hunt
Dante Gabriel Rossetti
John Everett Millais
John Collier
Edmund Blair Leighton
John William Waterhouse


aWilliam Holman Hunt (1827-1910)

Hunt fue el pintor que más fiel se mantuvo al  principio básico del prerrafaelismo de expresar ideas morales serias a través del arte combinándolas con un acercamiento sincero y realista a la naturaleza.
Para dar más credibilidad a sus escenas religiosas viajó desde 1854 varias veces  a Egipto y Palestina con el objeto de captar los paisajes y la luz de las localizaciones originales. Tenía obsesión por la exactitud  histórica y por el colorido fuerte. 


Hunt. El chivo expiatorio, 1854.
El chivo expiatorio data de su primer viaje a Palestina (1854) y muestra a un macho cabrío abandonado en las orillas del Mar Muerto.  El chivo representa al animal que, según  Libro del Levítico, debe ser expulsado de los rebaños de las tribus de Israel como parte de un sacrificio ritual de limpieza. En consonancia con la teología cristiana, éste era la premonición del sacrificio redentor de Jesús y representaba pues al Mesías: "y el macho cabrío llevará sobre sí todas sus iniquidades a la tierra no habitada." Hunt creía que un tratamiento realista de su alegoría bíblica podría realzar el mensaje espiritual.







                                         
aDante Gabriel Rossetti (1828-1882)

Tenía un talento prodigioso para la poesía y algo menor para la pintura. De hecho no llegó a dominar correctamente la técnica del óleo, prefiriendo expresarse en la acuarela. Fue el miembro de la Hermandad que más buscó las referencias en el  Trecento y el Quattrocentto, debido a sus orígenes italianos, y también fue el más místico.
Sus obras como La Anunciación, conocida también como Ecce ancilla Domini!, nos muestran la sencillez y el primitivismo de sus composiciones. La perspectiva incorrecta le liga a las obras de Giotto más que a las de sus compañeros prerrafaelistas. Este premeditado primitivismo no fue entendido por los críticos de la época que despreciaron este cuadro por ello.  También fue criticada la iconografía:  el mostrar una virgen como una muchacha atemorizada o el gesto del ángel que señala el seno de María con el lirio se entendió como una referencia fálica.
Rossetti. Ecce ancilla domini!, 1849-50.

Otra obra suya muy conocida es Beata Beatriz. Es un retrato idealizado, espiritual y simbólico de la bella mujer de Rossetti., Elizabeth Siddal. Fue la modelo de muchos otros pintores prerrafaelistas porque poseía una belleza y un aire entre altivo y dulce que cautivó a todos los miembros del grupo, convirtiéndola en el arquetipo femenino. Rossetti y Lizzy se casaron en 1860, pero ella murió trágicamente dos años después por una sobredosis de láudano.
Rossetti. Beata Beatriz, 1864.

Rossetti evocó a su fallecida esposa en este cuadro-poesía en 1864, creando un paralelismo con la historia de Dante y Beatriz. La figura tiene una expresión de éxtasis, más sensual que religioso. Un pájaro rojo maligno deposita con su pico entre sus brazos una amapola o adormidera, flor de la que se obtiene la droga que utilizó Lizzy para su suicidio. Las dos figuras que se miran sin hablar son las del poeta Dante y su idolatrada Beatriz. Un reloj de sol simboliza el inexorable paso del tiempo.













aJohn Everett Millais (1829-1896)

Fue el pintor más dotado del grupo prerrafaelista. Sobresale por su ejecución minuciosa y por el dominio del color.

En 1852 obtuvo un gran triunfo con La muerte de Ofelia, tras la reticencia con la que la crítica había acogido sus obras anteriores como Cristo en casa de sus padres (1850). El cuadro representa a la heroína de Shakespeare muerta en el lecho de un arroyo al haber caído cuando adornaba con flores un sauce en memoria de su padre Polonio, al que por error había dado muerte su enamorado Hamlet.


Millais. Ophelia, 1851-1852.

En La muchacha ciega (1856) quiso conmovernos con la idea de que la belleza de la  luz  y del  cielo, tan intensos después de una tormenta, no pueden ser contemplados por la joven ciega, pese a los esfuerzos que hace su acompañante por explicárselo.


Millais. La muchacha ciega, 1856.

Desde aproximadamente 1860 el estilo de Millais cambió argumentando que tenía que mantener una familia. Se separó del principio prerrafaelista de expresar conceptos morales para pasarse a una pintura más popular y el retrato.








aJohn Collier (1850 -1934)

John Maler Collier fue un escritor y pintor británico de estilo prerrafaelita. Sin duda, fue uno de los retratistas más destacados de su generación.
Nació en 1850, hijo de un juez y artista aficionado, Robert Porrett Collier, primer Lord Monkswell. Se educó en Eton y estudió en la londinense «Slade School of Art», con sir Edward Poynter; en París, con Jean-Paul Laurens; y, en Munich. Aunque no fue su discípulo, fue animado e influenciado por sir Lawrence Alma-Tadema y sir John Everett Millais.
Fue de Millais de quién aprendió el método, que él ya había adoptado en sus retratos, de poner el personaje y la tela lado a lado, mirándolos desde una cierta distancia, y caminando hacia adelante y hacia atrás, para hacer la pintura real".
Fue uno de los 24 fundadores de la “Royal Society of Portrait Painters” (Sociedad Real de Retratistas), de la que llegó a ser Vicepresidente. Fue miembro del “Royal Institute of Oil Painters” (Instituto Real de Pintores al Óleo).
Triunfó ya en vida, exponiendo sus obras en la “Royal Academy” y en la “Sociedad Real de Retratistas”, así como endistintas Galerías de Arte de toda Inglaterra y del extranjero.
 En 1920 le fue concedida la Orden del Imperio Británico.
 Le fue dedicado un libro: “The Art of the Honourable John Collier” (El arte del honorable John Collier), escrito por W.H. Pollock y publicado por el “Art Journal”, en el que se enumeran y describen todas sus obras importantes entre 1875 y 1914.
 “De sus obras se ha alabado la solemnidad de sus personajes, así como el uso fuerte y sorprendente del color, junto con la invisibilidad de sus pinceladas”.
Dieciséis de sus pinturas están en las colecciones de la “National Portrait Gallery” de Londres, dos en la “Tate Gallery” y uno, un autorretrato de 1907, en los “Uffizi” de Florencia.








aEdmund Blair Leighton (1853- 1922)

Edmund Blair Leighton fue un pintor de cuadros de género histórico, sobre todo de la época medieval, pero también regencia. Sus cuadros están entre los más frecuentemente reproducidos. Las razones de la continua popularidad de la obra del artista no son difíciles de entender, ya que son similares a los de su vida, a saber, la nostalgia de un pasado caballeresco elegante.
Leighton también fue un artesano meticuloso, produciendo cuadros muy acabados, bellamente pintados, realemnte decorativos. Expuso en la Academia Real por más de cuarenta años, pero nunca fue un académico o un asociado.

Edmund Blair Leighton nació el 21 de septiembre de 1853, el hijo del artista Charles Blair Leighton. Fue educado en la University College School, antes de convertirse en un estudiante de la Royal Academy Schools. Se casó con Katherine Nash en 1885, tuvieron un hijo y una hija. Leighton fue, como era de esperar al ver sus pinturas de género histórico, un coleccionista de instrumentos musicales antiguos, de arte y muebles.
Vivió en 14 Priory Road, Bedford Park, Londres, y murió el 1 de septiembre de 1922.










aJohn William Waterhouse (1849- 1917)

John William Waterhouse nace en Roma en Abril de 1849 (el día 6 posiblemente), ciudad en la que sus padres, de nacionalidad inglesa y aficionados a la pintura, se hallan trabajando. Durante su niñez se le apoda como "Nino". Tras aprender en el taller italiano de su padre, en 1870 ingresa en The Royal Academy Schools de Londres. Tan sólo dos años más tarde, en 1872, exhibe sus obras en la Sociedad de Artistas Británicos y en 1874 en The Royal Academy.
A la edad de 28 años, viaja por el extranjero durante dos años, con especial predilección por Italia, de aquí que sus primeras pinturas se vean claramente influenciadas por las costumbres y vida italianas. Las creaciones pertenecientes a esta época se ven influenciadas por la historia antigua y el género clásico. Tras una época inspirada en la temática clásica (Grecia y Roma fueron las predilectas), a partir de 1880, inicia una etapa creativa basada en temas puramente literarios. En sus últimas obras se evidencia una clara influencia de la literatura y mitología griegas.
Es importante destacar que el estilo pictórico de Waterhouse, distinguido, soñador y romántico, se mantuvo casi inalterado durante toda su Se afirma además, por parte de algunos estudiosos, que el pintor iniciaba y finalizaba sus obras en el mismo lienzo.
Hacia 1891, Waterhouse conoce a una bella modelo. En el mismo año empieza a posar para sus cuadros, obras que años después serán los más famosos del pintor. Jamás se ha conocido la identidad de esta mujer con certeza, aunque todo apunta hacia el nombre de Muriel Foster.
Desde el año 1880 exhibe anualmente en The Royal Academy y en The Academy. Es elegido socio y académico de The Royal Academy en los años 1885 y 1895 respectivamente.
Muchos de sus trabajos, tales como "Hylas and the Nymphs", 1896 y "Ulisses and the sirens", 1891, han sido comprados por varios museos británicos provinciales y galerías públicas de Australia. Lo que quedó de su taller tras su muerte fue subastado el 23 de Julio de 1926 en Christie's, Londres.
John William Waterhouse es uno de los artistas más populares de los que, a partir de 1880, revivieron los temas literarios popularizados por la Hermandad Prerrafaelita (Preraphaelite Brotherhood). Sin embargo, para muchos historiadores, no puede considerarse como artista Prerrafaelita debido a su técnica pictórica. Aunque los temas tratados en sus lienzos guarden similitud con los de los artistas pertenecientes a la Hermandad, Waterhouse está más próximo al Romanticismo Victoriano. También es cierto que, para otros estudiosos, el pintor es considerado como un prerrafaelita 'tardío'. Basta prestar atención a la dedicación de la belleza femenina, la idea de la "femme fatale" y el carácter realista de sus obras.
No hay duda de que John William Waterhouse ha creado un modelo de belleza femenina distintivo y personal.
 Una de las obras que mejor ejemplifican esta tendencia es "The Lady of Shalott" de 1888, la primera de las tres pinturas basadas en el poema de Alfred Tennyson ("The Lady of Shalott") y de las más populares del pintor.














4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buenas pinturas, como pintan la verdad unos genios, admirable su trabajo!

Anónimo dijo...

Que buenas pinturas, como pintan la verdad unos genios, admirable su trabajo! Aye González

r mejia. dijo...

muy buenas referencias sobre el prerafaelismo,pero flaming june no es de edmund blair leighton, si no de lord frederic leigthon. solo veamos cuan diferente es el estilo de dicha pintura con respecto alas otras.saludos!

Gaby y Sabina dijo...

Muchas gracias R. Mejía por tu observación, tenés toda la razón. Ya lo acomodamos, seguí visitándonos y sugerimos temas de arte. :)